Traductor

Archivo Blog

Preparativos

Nepal

China

Filipinas

Malasia

Indonesia

Singapore

Australia

Nueva Zelanda

Samoa

Chile

Chile

Argentina

Uruguay

Uruguay

Bolivia

Peru

Mexico

Roatán

Panama

Venezuela

Redes Sociales

Siguenos por Email

Con la tecnología de Blogger.
15 may. 2012

ROATAN...UN PARAISO BAJO EL AGUA ;-)

Nuestra idea inicial no era aterrizar en Roatán sino en Utila, una isla bastante más backpacker dónde por un precio más económico podríamos sacarnos un nuevo curso. Gracias a unos buenos consejos de otros viajeros y buceadores, finalmente decidimos gastar un poco más y caer en ésta fantástica isla desde dónde podríamos explorar la segunda barrera de coral más grande del mundo. Roatán…has ganado!!!!

 
Llegar a Roatán no era tarea fácil. Desde Belize city sale un ferry a la semana que por 145BZ$ y 5 horas de viaje te dejan en Puerto Cortés (Honduras). Una vez ahí necesitas tomar un bus a La Ceiba(3h por 115 Lempiras(LP)) y de ahí otro hasta Roatán de 524LP/pax  (9:00am/16:30pm). A nosotras nos tomó 2 días porque llegamos tarde a la terminal de San Pedro de Sula para agarrar el último bus ( 17:30) y recomendamos no apurar tiempos e intentar llegar antes porque la ciudad no nos pareció muy acogedora y menos segura por la noche. De todas formas, todo el mundo nos cuidó estupendamente sin dejarnos solas ni un minuto.
Una vez en Roatán las cosas fluyen….sobretodo el inglés y los US$. De inicio ya te das cuenta de que todo el mundo que vive en West End, el lugar dónde nos quedaríamos por facilidad logística, es de fuera, habla inglés y es amante del buceo. Ya en la terminal conoceríamos a Samantha y David, él instructor en Australia, con quién compartiríamos taxi y nuestra primera  conversación de diving. Una pareja encantadora quienes además de bucear juntos se comprometieron en un par de días…felicidades chicos!
Como siempre, lo primero que chequearíamos para dormir sería el lugar que ellos ya habían visto ya que iban más informados que nosotras. Como mochileros, también venían con un budget ajustado (además del con un super anillo en la mochila…oh my god!!!) y el hostel Chillies parecía de lo más correcto por 20US$/hab/noche.

Nos parecía perfecto el lugar y además acabaría siendo nuestra Dive Shop para los tres, ¿he dicho tres?,….bueno….para los días que nos quedaramos ;-) Si te alojas en Chillies, los buceos en “Native Sons” te salen a 25$ y tienen tres turnos al día ( 9.00am, 11:00am y 2:00pm) . Todas las tiendas de buceo tienen más o menos los mismos horarios pero no los mismos precios.
Dicho esto, ¿la isla? Roatán fue colonia inglesa hasta mediados siglo XIX trayendo con ellos los esclavos de Jamaica y de ahí la comunidad Garifuga. El barrio más caro sería West Bay dónde están todos los Resorts carísimos. Los locales viven la mayoría en Colonia y el pueblo principal se llama Coxe Hole.
Nosotras nos quedaríamos en West End con todos los viajeros, buzos y aquellos que lo dejaron todo y ahora tienen su oficina y ordenador bajo el agua…bueno verdad????

¿Cómo serían nuestros tres días? ¿He vuelto a decir tres? Mientras escribimos esto estamos viendo una puesta de sol fantástica y, por lo que sabemos, ya llevamos 7 días…y subiendo!!

El Chillies se encuentra justo delante del Sundowners, bar por excelencia dónde la gente viene a ver la puesta de sol. …algún día caería el famoso cocktail MONKEY LALA que no podéis dejar de probar si pasáis por ahí. La happy hour está todos los días de 17:00 a 19:00…pero tampoco es el ahorro del siglo.
Ahí iríamos prácticamente todos los días sobre las 17:30 a refrescarnos y deleitarnos.


Las  otras horas del día eran fáciles de llenar ¿Qué qué hemos hecho? Respuesta muy y muy fácil. Hemos buceado diariamente y, aunque no tres veces al día, dependía del agotamiento, los planes y el bolsillo…pero mínimo una aleteada diaria ;-)

Nos hemos reencontrado con colores que vimos en Filipinas e Indonesia. Este lugar es fantástico y hay cientos de dive spots. El momento matutino por excelencia era claramente llegar y decir : ¿Dónde vamos hoy? Y la respuesta podía ser tan variada como “Somewhere Super Cool”, “Somewhere Amazing”, “Somewhere Awasome”…lo que demostraba que todos los lugares son bonitos para ir. Nosotras, los que más nos gustaron, de los que hicimos, serían Hole in the Wall (40mts), El Aguila (Whreck 27mts), Spooky Channel (30mts), Blue Channel, Half Moon Bay,… cientos. Aquí solo una pequeña muestra de lo que hay alrededor de West End

Lo que más nos ha gustado y vuelto a enganchar son los tipos de formaciones rocosas que hay. Toda la barrera sería una pared con cañones por los que puedes pasar, algunos más anchos y otros más estrechos. Los swimthrough nos han encantado y no han parado de chequear nuestra flotabilidad ;-)

Los colores y corales de las paredes son impresionantes, la vida submarina es mucho más activa que en México y hay buceos de todas las profundidades que quieras.
El grupo de buceo que hemos creado ha sido  otro punto clave. Hemos hecho un grupito con quién nos hemos divertido mucho bajo el agua y con quién no dejamos de aprender día a día…cómo practicar el aleteo inverso…para fotógrafos y payasas como nosotras ,-)














En las salidas de buceo siempre están las bromas en el barco, las miles de cosas que debes preparar con antelación y los chequeos fundamentales antes de saltar. Este proceso también nos encanta, lo compartes, bromeas y te pisas…¿Clear? Go!!!..y ahí saltas ;-)


Una de las bromas era claramente hacer la petición del día con ¿qué queremos ver?...porque si tenías suerte quizás se cumplía como nos pasó con el “nurse shark”, o el Eagle ray… Por pedir y desear…que no quede no??? Let.s go Somewhere super Cool with a Shark!!!!

¿Qué más aprendimos?  Uppsss. La plaga de “Pez león” que hay en la barrera de coral del Caribe parece ser bastante importante y depredadora así que Jason ha sido siempre el encargado de ir pescando con el arpón y nosotros sus 10 ojos extras.  Se esconden bajo las cuevitas, rocas o lugares oscuros pero ya somos expertas en el rastreo. Jason siempre listo para escuchar nuestro “clink, clink, clink” del  palito para venir a preparar, apuntar y disparar!!!

Hay que decir que no todo son flores cuando hablamos de Lion Fish. Jason tuvo mala suerte mientras cortaba una de las aletas del pez y éste se enfadó (suelen hacerlo) y le clavó uno de los pinchos en un dedo. De ahí se le empezó a acalambrar, doler y se sentía mal así que abortó el buceo y luego directos a la dive shop. Seguridad ante todo! Aunque sea venenoso hay que decir que lo importante es poner la parte dónde te ha picado en agua muy caliente ( que no hirviendo) durante un largo periodo de tiempo hasta que se calma. A pesar del susto, Jason no paró de seguir buscando Lyon Fish.
¿qué hacíamos con el pescado? Comerlo!!! Un día en ceviche, otro día con Salsa de soja y lima, otro…. La verdad, hay que cazar bastantes pero saben sabrosísimos!!!

Cuando no buceamos, porque algo más hicimos, también solían ser actividades de agua. Hacer Snorkel en esta isla no tiene desperdicio alguno. Salimos una tarde con Jason y  Justin y llegamos a ver morenas, barracudas, tortugas, peces flauta, langostas enormes, pulpos,…. ¿cómo puede ser? …pues te pones la máscara, pataleas con los fins y palante!!! Qué lujo.
Además de ser un grupo con quien hemos conectado bajo el agua está claro que también hemos conectado fuera (seguramente esto es básico) por lo que también hemos pasado muchas tardes en la playa, durmiendo en los bancos, jugando cartas, tardes en el bar viendo puestas de sol, comiendo baleadas o simplemente charlando  en el puerto. Por enésima vez, la gente del buceo es una parte muy importante y hace que te sientas bien con ellos…es otro ritmo de vida ;-) Lo hemos pasado genial con Jason, Justin, David and Sam, con Dena, Alex, Edi y Zowie, Chris, Arvin, Jenny,Tina…son fantásticos. Con ellos, el momento siesta, lectura, descanso, cartas o el nuevo juego de “lanzar cerditos” no podía fallar.



 


Volviendo al buceo, del cual no podíamos desconectar, hay que remarcar que hicimos un “Night Dive” (45US$) que nos encantó. Si estáis ahí los 10 días siguientes a la luna llena no dejéis de buscar el “string of pearls” que solo se ven por la zona. Para ello hay que apagar las luces bajo el agua (contra más mejor…nosotros estuvimos 10 minutos) y de ahí juegas, observas y flipas!!! Fue precioso aunque no tengamos fotos.

Llegado al punto de una semana viendo atardeceres y buceando, pero por otro lado con fechas marcadas para llegar a Panamá, el calendario volvió a aparecer encima la mesa. No queríamos irnos y viendo el tiempo que teníamos decidimos comprar un vuelo directo hasta Ciudad de Panamá. ¿qué significa esto? Que de los 3 días que pensábamos pasar…a los 7 que llevamos en su día…y a los 10 que fue cuando decidimos comprar el billete… pasamos a vivir en la isla 15 días estupendos…un lujo que nos permitiría poder participar en el campeonato de fútbol solidario para los niños  y dónde nuestra tienda de buceo creó el equipo de los “Lion Sharks”…otra larga historia con origen en los tiburones juntamente  con los lion fish y las fantásticas historias de la compañía de vuelos “Chicken Wings” ;-) Una buena tarde-noche disfrutando con la gente.


No conseguimos ganar nada aparte de 3 lesionados. Está claro que el buceo no es compatible con los deportes de cardio, de equipo y cualquier contacto. Todos, al final,magullados pero a salvo.
El día llegó, el vuelo esperaba, las despedidas llegaban y el RESCUE también nos motivaba. El Lion Shark Team se separaba…y aquí todavía se quedaban algunos. Qué bueno fue conocerlos. Fue genial bucear con todos ellos, tener a unos fantásticos Dive Masters, compartir risas, experiencias, preocupaciones y lo que hiciera falta…es fantástico ampliar el círculo de amistades con gente como ellos!!!

Muchas cosas se pueden hacer en Roatán. Podríamos haber buceado mientras alimentan a los tiburones. Podríamos haber nadado con delfines. Podríamos haber ido hasta Cayo Cochinos. Podríamos haber gastado 1000$ en un submarino casero  que bajaba a 3000pies (una auténtica locura y poco sentido común).
Podríamos…podríamos….pero, nosotras no necesitamos mucho más para disfrutar. ¿Qué si nos ha gustado? Afirmativo. No solamente nos gustó por el mundo submarino sino también por la gente que hemos conocido, por el ritmo que se lleva en el barrio,  por el Sundowners dónde siempre te encuentras a gente en la puesta de sol, por el buen rollo que tiene todo el mundo al salir del agua y por la gente local que, siendo siempre muy agradables, son un amor de personas.
Un lugar al que volver…de eso no hay duda. Definitivamente…fue una muy buena decisión.

1 comentarios:

estoespuravida dijo...

Hola chicas! Nos encanta el viaje que estáis realizando y también vuestro blog. Nos ha sido de gran ayuda para emprender nuestro viaje y también para crear nuestro blog PURA VIDA (http://estoespuravida.wordpress.com)Nos gustaría poder llegar a formar parte de vuestra lista "blogs interesantes".
Os seguimos!! ;) Un saludo y gracias!
Abdón y Laura